Trabajadores de Atención Primaria ¡¡A ELLO VAMOS!!

Opinión

Ante las injurias proclamadas por la Sra. Díaz Ayuso contra los trabajadores sanitarios de los Centros de salud de Madrid, los trabajadores queremos analizar los auténticos sabotajes, boicots y dejación de funciones más relevantes que nuestros responsables han realizado en contra del sistema sanitario público en esta comunidad (por orden cronológico):

1.  Abandono y falta de asistencia en residencias geriátricas, impidiendo el traslado a hospitales y siendo responsables de la muerte de más de 7000 ancianos.

2.  Cierre de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, desde marzo de 2020. En estos Centros se atendían 750.000 consultas cada año. Su cierre aumenta el colapso de la Atención Primaria y hospitalizada.

3.  Creación del innecesario hospital IFEMA, teniendo vacías plantas y torres enteras en hospitales públicos.

Mantener su funcionamiento redujo de forma importante la plantilla de Atención Primaria. Cuarenta días de funcionamiento supusieron 50 millones de euros en contratos sin concurso público, entre las empresas afines. En su clausura prometieron su reapertura en caso necesario (por supuesto, mintieron). Despido de 11.000 profesionales de otras comunidades.

4.  Rastreadores: teniendo disponibles 100 profesionales de Salud Pública del Ayuntamiento, protocolos aprobados y centros municipales disponibles, todo ello a coste 0 euros, rechazaron la propuesta y pidieron voluntarios entre la población.

5.  En los meses de mayo de 2020 y de 2021, finalizaron su especialidad un total de 500 médicos de familia y 160 pediatras. No facilitaron información de las plazas disponibles, dificultando el acceso a las mismas y los contratos que ofrecieron fueron tan indignos, que no se quedaron en primaria ni 20 de esos profesionales.

6.  Creación de la nave Zendal. Dilapidan 170 millones en 5 meses, contratos con las mismas empresas amigas y sin concurso público. Secuestran a 1300 profesionales de los hospitales públicos, obligándoles a abandonar su plaza que queda vacía. Este vaciamiento de profesionales de los hospitales ha conducido a triplicar las listas de espera hospitalarias (más de 800.000 madrileños forman parte de esta lista).

7.  Caos en la vacunación. Comienza la campaña en diciembre y hasta febrero no tenemos noticia en primaria. Previamente contratan enfermeras en Cruz Roja para vacunar a monjas y curas, incumpliendo el protocolo. La vacunación en primaria en las anteriores olas fue muy complicada, por nefasta gestión desde gerencia y continua falta de material, terminando por vacunar en empresas privadas. Se rechazaron todos los ofrecimientos de colaboración a nivel logístico, de infraestructuras y recursos humanaos por parte de diversos ayuntamientos y organizaciones.

8.  Los escasos contratos realizados en la pandemia -denominados de refuerzo Covid, aunque realmente deberían ser contratos estructurales- dada la escasez de trabajadores de todas las categorías, van a ser despedidos en diciembre o con una mísera ampliación de 3 meses. Hablan de refuerzo de Unidad de Atención Covid en este momento de crisis. En realidad, están despojando de los escasos refuerzos Covid de primaria para trasladarlos a la UACov.

9.  Presupuestos. Somos la comunidad con mayor renta per cápita del país y la que menos invierte en Atención Primaria (un 11% del total del gasto sanitario, cuando la Organización Mundial de la Salud aconseja el 25%). Los presupuestos presentados son un 6% menores al gasto real de 2019.

Desde el principio de esta pesadilla los trabajadores hemos asumido una responsabilidad que compete a la Consejería de Sanidad, nos hemos autogestionado en pésimas condiciones y empeñado en prestar una atención con la máxima calidad posible.

La Gerencia de Atención Primaria y sus siete direcciones asistenciales en ningún momento han informado sobre la actividad que en nuestros centros hemos realizado.

En todo este tiempo la ciudadanía no ha sido atendida como se merece ni ha sido adecuadamente informada. La Presidenta utiliza su enfado y lo lanza hacia nosotros intentando ocultar así su nefasta gestión y convirtiéndonos en los responsables.

La gestión de Díaz Ayuso, Ruiz Escudero y Fernández-Lasquetty ha tenido dos claros objetivos: Descapitalizar la Sanidad Pública, con especial empeño en hundir la Atención Primaria, donde se da solución al 85% de los problemas de salud de nuestros pacientes (ya en Madrid, por la indefensión

sentida, hay un 39% de personas con póliza privada) y el otro objetivo ha sido oponerse, invariablemente, al gobierno central, incluso poniendo en riesgo la salud de los que vivimos en esta comunidad.

Es necesario aclarar responsabilidades e informar a la ciudadanía sobre las condiciones de nuestro trabajo, las vacunas administradas, los test realizados, la ingente labor administrativa cumplida, las plantillas insuficientes, el número de plazas ausentes, el número de plazas que han quedado vacías y sus pacientes sin médico o pediatra asignado…

Su actitud ruin y mezquina, intentando ocultar su nefasta gestión acusando (como hicieron con los compañeros del Zendal) a los que llevamos 21 meses poniendo nuestra vida y la de nuestra familia en riesgo, sólo denota la falta de escrúpulos y de vergüenza, atentando contra nuestra dignidad (busque significado en un diccionario).

Efectivamente, en Madrid es urgente que se realice investigación sobre lo sucedido -y lo que está por venir- a nivel sanitario, Sra. Ayuso. ¡¡A ELLO VAMOS!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.